15 formas de beber café

15 formas de beber café

Como ya te hemos transmitido en otras ocasiones… Para gustos, el café. Existen cientos de maneras diferentes de tomar café; casi tantas como personas. A cada uno nos gusta de una forma determinada y esa será la que defendamos a capa y espada. Sin embargo, existe una lista de maneras más típicas de beber café y queremos contarte algunas de ellas. ¡Empezamos!

  1. Solo o espresso. Es un café breve e intenso que no contiene leche. Se sirve en una taza pequeña.
  2. Americano. Es similar al café sólo, pero se rebaja con agua para que sea menos intenso.
  3. Ristretto. Es un espresso corto, por lo que es todavía más potente que el primero. Se prepara con menos cantidad de agua y deja un sabor mucho más duradero.
  4. Cortado. Se trata de un café similar al solo, pero a diferencia de este se sirve con un poco de leche. No gran cantidad, tan solo un breve movimiento con la jarra de leche.
  5. Capuccino. Se prepara con un café espresso y leche espumada de consistencia cremosa. Se puede espolvorear canela o chocolate por encima de la espuma, que contará con mayor grosor que en el resto de cafés.
  6. Con leche. Se trata de un café que contiene aproximadamente la misma cantidad de café que de leche.
  7. Mocca. Este café está caracterizado por contener chocolate. En su versión tradicional, se añadía chocolate negro fundido en el fondo de la taza para después añadir la leche y el café.
  8. Bombón. Es un café espresso que se sirve con leche condensada en lugar de con leche normal. Suele presentarse en una taza o vaso transparente para que sea vea el corte entre el café y la leche.
  9. Romano. No es más que un café espresso que se acompaña con una rodaja de limón.
  10. Breve. Es un café de origen americano, que consiste en un espresso que se acompaña de leche y de crema de leche.
  11. Árabe. Es un café que se sirve con especias típicas, como el cardamomo, la canela, el clavo o el azafrán.
  12. Frappé. Este tipo de bebida consiste en mezclar el café con hielo picado y recubrirlo con espuma de leche o nata. Puede incluir además esenciales de vainilla, cacao o caramelo.
  13. Carajillo. Es un café espresso al que se le añade brandy y corteza de limón. Se sirve en un vaso pequeño y es típico de España, aunque se consume en otros lugares.
  14. Irlandés. Es la perfecta unión entre el café, el whisky y la nata montada.
  15. Turco. Para su preparación, se requiere una cafetera especial que consiste en un cazo de cobre. Su característica principal es que se sirve con posos y no se bebe hasta que estos han bajado al fondo. El resultado es una textura mucho más densa que el café normal.