¿Es malo beber café mal tostado?

¿Es malo beber café mal tostado?

Seguro que ya sabes que el tueste del café es imprescindible para poder consumirlo tal y como lo conocemos. Sin embargo, como en cualquier otro ámbito, este tostado puede llevarse a cabo de una manera incompleta o incorrecta. ¡Y de ello queremos hablarte!

¿Quieres descubrir si se puede beber café mal tostado? ¡Vamos!

En líneas generales, beber café quemado o mal tostado es perjudicial para la salud, del mismo modo que lo es consumir cualquier otro alimento/bebida quemado. ¡Seguro que recuerdas que comer tostadas quemadas es malísimo para la salud!

El motivo principal lo encontramos en la acrilamida. ¿Has escuchado hablar de ella? ¡Mira!

¿Qué es la acrilamida?

La acrilamida es una sustancia química que se produce, de manera natural, cuando se cocina un alimento rico en almidón a altas temperaturas durante cierto tiempo. Normalmente, la temperatura debe ser superior a 120 grados y tener una baja humedad, aunque esta cifra puede variar dependiendo del alimento.

Así, según relatan desde el Ministerio de Consumo del Gobierno de España, «se forma principalmente gracias a los azúcares y aminoácidos (sobre todo, la asparagina) que están presentes de forma natural en muchos alimentos. El proceso químico causante se conoce como reacción de Maillard, dando lugar a un color y un aroma que resultan organolépticamente apetecibles».

Pero… ¿Realmente esto es perjudicial para nuestra salud? ¡Sigue leyendo!

Resultados de estudios con acrilamida

Durante muchos años, se han ido realizando estudios y ensayos -tanto con animales como humanos- enfocados a conocer los efectos adversos de la acrilamida en el organismo. ¡Y los resultados pueden sorprenderte!

«Los animales de laboratorio expuestos a la acrilamida de forma oral tienen más probabilidad de desarrollar mutaciones genéticas y tumores (en glándulas mamarias, testículos y glándulas tiroides en ratas, y en las glándulas harderianas y mamarias, pulmones, ovarios, piel y estómago en ratones, entre otros). La glicidamida es la causa más probable de estos tipos de efectos adversos en animales. La exposición a la acrilamida puede provocar efectos nocivos en el sistema nervioso (incluyendo la parálisis de los cuartos traseros), en el desarrollo pre y postnatal y en la reproducción masculina». Sin embargo, esto cambia de cierta manera en los humanos. En nuestro caso, los resultados no son tan relevantes o fiables como en el caso de los animales. Sin embargo, sí nos reflejan que los trabajadores que desarrollan su trabajo diario con esta sustancia están más expuestos a padecer «irregularidades en el sistema nervioso».

Por todo ello, aunque, por el momento, se desconozca si los efectos adversos de la acrilamida en el organismo son o no «para tanto», lo más indicado es consumir café con un origen conocido, fiable y saludable. ¡Es la mejor opción! 🙂