La guía para reconocer un buen espresso

La guía para reconocer un buen espresso

Si eres un verdadero amante del café, seguramente seas también un verdadero amante del espresso. Y es que no hay mejor sensación que la de la intensidad mezclándose con el dulzor de una buena taza de café negro, ¿no crees? ¡Nosotros decimos «sí»! Por eso, en este post, queremos hablarte de algunos de nuestros trucos para conocer un buen espresso. ¿Quieres saber de qué se trata? ¡Acompáñanos! 🙂

Antes que nada, empezaremos por el principio…

¿Qué es un espresso?

Para comprender qué es un espresso, es sencillo pensar en el típico café solo. Un espresso no es más que una bebida a base de café, para cuya extracción se ha utilizado una cafetera expreso (la cafetera a presión que todos conocemos). Normalmente, esta bebida de café se produce a una alta presión y en un corto espacio de tiempo. También a una elevada temperatura.

Como resultado, obtenemos una bebida en la que diferenciamos dos partes:

  • La crema. Una fina capa compuesta de melanoidinas, una especie de burbujas de dióxido de carbono, agua y aceites que se genera al extraer el café y que son repelidos por el agua.
  • El café. ¡No necesita más explicación! 😉

¿Ya tienes tu máquina de café espresso? ¡En Serratella, podemos ayudarte a elegir la que mejor se adapte a tus gustos y necesidades!

¿EN QUÉ DEBO FIJARME?

Para identificar si un espresso es de calidad o no, existen algunos puntos clave en los que deberías fijarte. ¿Quieres que te mencionemos cuáles son? ¡Vamos allá!

  • Crema
  • Aroma
  • Sabor
  • Cuerpo

Pero…¿En qué debo fijarme en cada uno de ellos? ¡Espera: te lo mostramos!

CREMA

La crema de un buen espresso es la parte de «espuma» que podemos observar encima del café en nuestra taza. Como ya te hemos indicado, realmente, esta crema no es más que un aceite que posee el propio café y que, al ser extraído, se «separa» del mismo. ¿Pero cómo es una crema de calidad? ¡Mira!

  • Debe tener unos 3 o 4 milímetros de espesor.
  • Su color debe encontrarse entre el nuez y los grises. Esto puede variar según el tipo de café que hayamos utilizado para su elaboración.

AROMA

¿A quién no le gusta el buen aroma de un café recién hecho? Pues sí: el aroma es otra de las principales características que identificar un buen espresso. Sin duda, la intensidad debe ser lo principal que se perciba en el aroma del café. Además, algunas notas que puedes percibir en un espresso de calidad (aunque dependerá de la variedad de café) son:

  • Caramelo
  • Vainilla
  • Mantequilla
  • Cacao
  • Frutos secos

SABOR

Sin duda, podríamos decir que el sabor es la característica más importante a la hora de identificar un buen espresso. ¡Porque de nada nos sirve lo demás si no nos gusta su sabor! ¿No crees? Por eso, en cuanto al sabor, debemos saber que debe ser el equilibrio perfecto entre lo dulce, lo amargo y lo ácido.

Además, debe ser un sabor duradero. Es decir, que se mantenga en tu paladar durante algún tiempo. El dulzor debe ser siempre el último resquicio al beber tu café y, la intensidad, la primera.

CUERPO

El cuerpo de un buen espresso debe ser:

  • Elevado
  • Denso
  • Redondo

En concreto, debe tratarse de un líquido relativamente denso, que no deje traspasar la luz.

¿Nos cuentas cómo es tu espresso? 🙂