Café de máquinas vending vs. café de bar: ¿Con cuál me quedo?

Café de máquinas vending vs. café de bar: ¿Con cuál me quedo?

¿El café de las máquinas vending es tan bueno como el café de bar o de cafetería? Sin duda, una eterna cuestión con diversidad de opiniones. En este post, queremos darte algunos datos que quizá pueden ayudarte a entender que, aunque son dos opciones muy diferentes, ambas pueden ser válidas y positivas dependiendo del lugar, del tiempo y de tu situación, entre otros asuntos.

¿Te quedas con nosotros para decidir cuál es tu café perfecto? ¡Vamos!

¿Qué es el café de vending?

Cuando hablamos del concepto café de vending, hacemos referencia al café que se comercializa en máquinas vending, estas máquinas de café que suelen estar instaladas en hospitales, estaciones, aeropuertos, universidades… ¡Incluso en muchas oficinas y puestos de trabajo!

Esta forma de tomar café tiene sus ventajas y sus inconvenientes. ¡Como cualquier otra!

Entre las ventajas del café de vending, encontramos su rapidez, su facilidad de uso, su precio y su incremento de calidad en los últimos años. Pese que su fama no era la más idónea, es cierto que, con el paso del tiempo, se han adaptado e incluso ya podemos encontrar café en grano que se muele al momento. Por otro lado, en cuanto a sus desventajas, encontramos que la calidad, todavía, continúa estando muy por debajo de la del café que se vende en un bar o en una cafetería.

Es idóneo para un café rápido, en el día a día, cuando se premia la rapidez por encima de la calidad del producto.

Ventajas del café de bar frente al de vending

Como decimos, el café de vending conforma uno de los métodos de tomar café más cómodos. Sin embargo, la calidad no es la mejor posible. Para ello, acudir a una cafetería de especialidad o incluso a un bar habitual es la mejor manera de consumir café de calidad.

En definitiva, todo dependerá del momento, de tus necesidades y de tu tiempo. Por supuesto, el café de vending es una solución mucho más rápida, cómoda y efectiva cuando necesitamos un café y no tenemos mucho tiempo. Sin embargo, si lo que queremos es poder sentarnos, tranquilamente, a disfrutar de un buen café, quizá el café de bar o cafetería sea la mejor opción para ti. ¡Tú decides! 🙂